La Catedral. (Descripción)

Visita a la catedral
Sus orígenes se remontan al año 1158, en que comenzó a edificarse. En los siglos XIV y XVI sufrió distintas modificaciones hasta presentar su aspecto actual. Consta de tres naves con crucero, girola, triforio y bóvedas de crucería. De su exterior destaca principalmente el ábside románico, la torre barroca y la portada del Mediodía, o del Santo, con arco de medio punto, imágenes en hornacinas y óculos circulares. El retablo mayor está realizado en alabastro y nogal, terminado en 1545. En la sillería del coro, destaca su ornamentación plateresca del siglo XVI.

Entre sus capillas destacan la del Sepulcro de Santo Domingo (con estatua yacente); la de Santa Teresa (panteón de los marqueses de Ciriñuela); la de la Magdalena (una de las más ricas de la catedral); la del Santo Cristo (con dos retablos, uno renacentista y otro barroco); la de San Pedro (que conserva parte de su estructura románica).

El claustro es del siglo XIV, pero modificado en el XVI. En la sacristía y en la sala capitular se guardan importantes tesoros artísticos, como varios trípticos hispano-flamencos de los siglos XV y XVI, y distintas piezas de orfebrería.