Torre Exenta

La Torre de la Catedral se encuentra exenta al edificio y fue levantada entre 1767 y 1769. Es una magna obra barroca de sesenta y nueve metros, siendo la torre más alta de La Rioja visible desde muchos kilómetros a la redonda.
Esta torre es la cuarta que se construye en el municipio de Santo Domingo de la Calzada.
En un principio se elevaron dos torres pegadas a la catedral pero la primera fue destruida por un rayo y la segunda se derrumbó por que un arroyo erosionó sus pilares.
Por estos motivos se estudiaron los terrenos y se decidió hacer una torre apartada de la Catedral más consistente y un terreno más sólido. Su arquitecto es Martín de Beratúa.