Capilla mayor y absidiales

Capilla Mayor

La construcción de la catedral de Santo Domingo de la calzada, se realizo en diferentes etapas constructivas, alargándose a lo largo de los siglos, produciéndose así una amalgama de estilos arquitectónicos.

La cabecera pertenece a la primera etapa constructiva, y por tanto es la parte mas antigua de la fabrica.

Esta cabecera nos ofrece un buen ejemplo del arquitectura románica hispana, en este caso datable entorno al siglo XII.

Se aprecian aquí las características propias de este estilo medieval. Se trata de una construcción realizada con grandes piedras de sillería, (piedras regulares), gruesos muros con contrafuertes que dan una gran consistencia a la construcción, evitando el desplome de la misma por los pesos y fuerzas transmitidos por las bóvedas.

El muro se horada por medio de pequeños vanos, vanos realizados en medio punto, y flanqueados de columnillas con capiteles que nos ofrecen una rica ornamentación.

En la parte superior se coloca unos canecillos, que nos ofrecen un buen ejemplo de decoración medieval, creando un interesante programa icnográfico.
Este programa icnográfico hoy por hoy tiene difícil lectura por la perdida de algunos motivos.

Patricia Acha Hidalgo

Capilla de San Pedro

La Capilla de San Pedro es el único ábside que se conserva de la cabecera original románica de la Catedral, comenzada a construir en el siglo XII por el Maestro Garsion.

El conjunto muestra la solides arquitectónica del momento y se cubre con una bóveda con tres partes soportadas por fuertes nervios que confluyen en la clave del arco de ingreso, en medio punto.

Su planta podría acercarse a la herradura y está recorrida por una imposta decorativa típicamente románica en ajedrezado.

Se abren tres arcos de medio punto en ángulo diedro.

El Central presenta dos columnillas con capiteles vegetales, alguna cabeza grotesca y animales típicamente románicos similares a los que se esculpen al exterior y correspondientes a los primeros escultores de la Catedral.

El parteluz de los arcos abocinados muestran la solidez y potencia de la obra románica y están coronados por tres esculturas del mismo periodo que representan a Isaac, Abraham y Jacob.

 

Capillas de San Andrés o de los Valencia
A finales del siglo XV la Familia Valencia fundo la capilla funeraria de San Andrés.

El espacio es cubierto por una bóveda estrellada, y en su parte alta podemos encontrar el escudo de Don Pedro González de Mendoza.

La capilla esta presidida por un retablo, retablo realizado en madera policromada, con la imagen de san Andrés presidiendo.

Esta capilla alberga además dos sepulcros de dos canónigos pertenecientes a la familia Valencia.

En el lado izquierdo el sepulcro de alabastro del canónigo Fernando Alonso de Valencia, realizado en 1527 por Guillen de Holanda.

En el lado derecho el sepulcro de Juan Rodrigo de valencia, obra realizada hacia el 1560, y vinculada al círculo de Arnao de Bruselas.

Patricia Acha Hidalgo

Capilla del Santísimo

La capilla del Santísimo, anteriormente de San Bartolomé, conserva algunos de los restos más antiguos de la Catedral, ya que se reedifico sobre unos de los ábsides románicos de los que queda una ventana románica que se aprecia desde la antesacristía y una imposta con decoración geométrica.

En 1547 se reconstruye por su fundador el canónigo Tomas de Paz para ser panteón de su familia. Se cubre con una bóveda de crucería estrellada con ménsulas con serafines y en cuyas claves se aprecian relieves del estilo de Guillen de Holanda.

Para los enterramientos se preparan dos arcosolios, uno en arco carpanel con un retablo neoclásico de finales del siglo XVIII, que contiene una buena copia del grabado de José Ribera, el martirio de San Bartolomé.

En este lado se conserva el escudo de los Ocio por la concesión que se hizo de la capilla al gran benefactor de la Catedral don Gaspar de Ocio y Gamarra en 1695.

Juan de Ochoa y Juan de Goyaz realizan el arcosolio principal como un arco de triunfo, con relieves vegetales y trofeos de estilo italiano en sus columnas y adaptándose su frontón al ventanal que da luz a las capillas y que se corona con un relieve del Padre Eterno.

El Santísimo preside el conjunto, con un sagrario en templete de planta cuadrangular sobre columnas salomónicas y tallas de la inmaculada y San Miguel realizadas en torno a 1700.

La reja del siglo XVIII en balustres de hierro cierra este espacio, reservado exclusivamente a la Oración de los fieles

Capilla de Santiago

Esta capilla fue fundada en el año 1500 por la familia Vallejo, y esta realizada sobre el espacio que ocupaba la antigua capilla románica dedicada a San Pedro.

En esta capilla encontramos un retablo dedicado a Santiago realizado por el imaginero francés Mateo Lancrin hacia el 1565. en el banco del retablo se representa a 4 santos; San Esteban, un Santo Dominico, Juan bautista y Juan Evangelista. En la parte central el retablo se divide en 3 naves, en la nave central la imagen de Santiago, en su condición de Santiago matamoros, flanqueándole dos santos.

El ático se remata con una imagen de la anunciación, flanqueada de las escenas de la misa de San Gregorio, y de la Imposición de la casulla a San Ildefonso.

Patricia Acha Hidalgo