Abadía Cisterciense

Abadía Cisterciense

Las monjas cistercienses del Real Monasterio de Ábia de las torres (Palencia) fueron trasladadas a esta ciudad en el año 1610, por decisión del Obispo de Calahorra y La Calzada, Pedro Manso de Zúñiga, quien fundó este monasterio de Nuestras Señora de la Anunciación.

La Iglesia es un edificio clasicista, obra de Matías de Astiazo. En ella están enterrados, en un sepulcro de alabastro, tres obispos. El fundador y sus dos sobrinos. El retablo mayor es barroco de mediados del siglo XVIII. El claustro de estilo cisterciense es del siglo XVII.

En la antigua casa del capellán se encuentra el Albergue de peregrinos.